Reseña de Winter, de Marissa Meyer


Título: Winter
Autora: Marissa Meyer
Saga: Crónicas Lunares, IV
SinopsisHabía una vez... una joven princesa que era tan hermosa como la luz del día; que era aún más hermosa que la propia reina. Cinder y sus compañeros lograron suspender la boda real. El nuevo plan es lograr lo imposible: la rebelión en Luna, pero un solo paso en falso puede acabar con la vida y los sueños de todos. Lo que Cinder aún no sabe es que en Luna encontrará una aliada decisiva: una joven que con su belleza y su bondad puede ser la clave para destronar a la reina Levana. ¿Será Winter, la muchacha frágil e ingenua, la que les muestre a los lunares que existe una vida más allá de la manipulación y del terror? En el último tomo de Crónicas Lunares, Marissa Meyer cierra maravillosamente una historia que te mantuvo en vilo, te enamoró de sus protagonistas y te hizo desear el tan esperado “y vivieron felices por siempre”. ¿Sucederá? Con la magia de un cuento de hadas y la emoción vertiginosa de la ficción distópica, Crónicas Lunares atrapa al lector desde la primera página.







Martes. Empezando la semana. Ya empezaba a notarse el calor, y yo caminaba por las calles de Mendoza con un short que me apretaba y un bolso que me pesaba. El camino me lleva a pasar por la librería (¿o yo alteré estratégicamente el camino para pasar por la librería? Nunca lo sabremos) y en la vidriera, rodeado de luces y apoyado plácidamente sobre una pila de otros 7 iguales a él estaba… un libro de Mindfullness. Meh.

Igual entré.

Y entonces lo vi. En el mostrador, rodeado de… otros libros, y apoyado sexymente sobre su escaparate, estaba el último libro de una de las mejores sagas juveniles de 2016: Winter.

Y digo una de las mejores sagas obviamente desde mi opinión y desde mi perspectiva limitada de lectora, soy consciente de que quizás me perdí muchas otras sagas en 2016 que estaban buenísimas (como Seis de Cuervos, que ya me compré y leeré este año) pero para mí, las Crónicas Lunares fueron una experiencia hermosa de disfrute ascendente, donde ninguno de los problemas habituales que encontramos en las sagas juveniles logra eclipsar la fuerza de la historia.

Este libro cierra el arco argumental al mismo tiempo que deja abiertas las posibilidades para imaginar una realidad nueva y mejorable. Lleno de acción, lleva al lector a sectores del universo de Meyer que amplían los horizontes de lo que era posible y de lo que hasta el momento sabíamos que existía en él. Luna deja de ser aquel lugar remoto y extraño, donde los ciudadanos vivían subyugados, para pasar a ser un espacio real, con personas reales y sufrimientos reales.

Por supuesto que, al igual que en los libros anteriores, no hay explicaciones exhaustivas ni detalladas del funcionamiento político, tecnológico, económico ni social de Luna. No es de eso de lo que se trata. Nunca se trató de rigurosidad, ni del universo, ni de cómo podía hacer de ello algo creíble. En realidad, se trata de las protagonistas.



En este libro, Cinder, Scarlet, Cress, Winter e Iko se llevan todos los aplausos. Son personajes perfectamente construidos, cada una con su personalidad definida. Todas tienen sus propios temores, defectos, fortalezas e intereses. Y de una manera no necesariamente directa, ni fácil, ni temeraria, las cinco son las que terminan salvando el día.

Tal como indica el título del libro, es la princesa Winter la última protagonista que se introduce en la historia, y me encanta. Hijastra de la reina, Winter se crió en el palacio bajo la omnipresente mirada de Levana, decidida a no utilizar jamás su don porque lo considera cruel o, como lo expresaría ella, “poco amable”. Como consecuencia de ello, Winter empieza a desarrollar síntomas psicóticos, como alucinaciones visuales y kinestésicas (ve la nieve y siente el frío), aunque nunca pierde su raciocinio (es capaz de recordar, desarrollar estrategias y reconocer patrones de causa-consecuencia). Esto me pareció muy interesante en el personaje, por lo que estoy tentada de hacer una teoría neuropsicológica sobre qué neurotransmisores y vías cerebrales se activarían para el uso del don, y qué ocurriría cuando estas vías no se estimulan debidamente, teniendo como consecuencia la aparición de las alucinaciones. Díganme en los comentarios si les parece interesante, y lo hago.

La personalidad de Winter es tan dulce que todo el tiempo dan ganas de abrazarla. Es que me encanta. Es bondadosa, alegre, e inocentemente seductora. Ella es muy consciente de su propia belleza, y detesta ser el centro de las miradas por ese motivo. Es humilde, y preferiría haber crecido en cualquier residencia de Artemisa antes que en el Palacio. ¿Dije ya que me encanta Winter?

Por supuesto no es perfecta: no confía en absoluto en sí misma, está obsesionada con Jacin, y vive con miedo. Es como si el miedo de haber crecido con Levana se le hubiera enterrado en cada centímetro de su cuerpo, arraigado en lo más profundo, y saliera a la luz de repente en diversas situaciones. Y no la culpo, la verdad.

Levana despliega toda su maldad y su orgullo en este libro. Demuestra ser la más traicionera y mala malísima de las villanas, y menos mal que antes de leer este libro leí Fairest, porque si no me parecería todo muy exagerado y superfluo (lean mi reseña acá). Pero luego de leer ese libro se entiende su resentimiento y su odio, que esconden un sentimiento de inferioridad enorme. Es inteligente, pero el orgullo le juega en contra, y esa es la mayor ventaja de la revolución de Cinder.

Y hablando de eso… la revolución de Cinder es, ciertamente, algo que planearía una chica de 16 años después de leer Los Juegos del Hambre. Es un plan simple y hasta diría que desganado, improvisado, mal pensado. Lo único que puedo decir a su favor es que efectivamente lo ideó una chica de 16 años, y que quizá las revoluciones (por ejemplo, la Revolución Francesa) no estuvieron demasiado planeadas, sino que un día la gente se hartó de vivir mal, salieron a la calle a protestar, la cosa se les fue de las manos y terminaron asesinando a Luis XIV (ponele).

Pero no voy a negar que adoro a Cinder y que a pesar de lo chapucero que fue su plan seguí cada uno de sus pasos con el corazón en la boca, admirando su valentía, su fortaleza y su capacidad para salir siempre adelante. Por otra parte, las apariciones de Cress también destilaban ternura a cada página. Amaba ver cómo, a pesar de estar casi paralizada del miedo, se las rebuscaba para sobrevivir y para seguir adelante con su misión en la revolución; y cómo todo ese miedo desaparecía cuando entraba en su elemento: la programación. 

Pero a estas protagonistas ya las amaba desde sus primeras apariciones. El mayor logro de este libro, creo yo, es que hizo que me reconciliara con Scarlet, y que la entendiera mucho mejor. Quizá este año relea el libro que lleva su nombre para ver si cambia mi opinión sobre él. En Winter, Scarlet aparece como una persona mucho más decidida que impulsiva. Destila seguridad, algo que falta a las otras protagonistas, y eso me parece muy valioso. Como buena pelirroja, es apasionada, comprometida y fuerte. Me gustó mucho.

No suelo hablar de los temas que tocan los libros juveniles porque siempre me parecen demasiado genéricos: el amor, el luchar por los sueños, la libertad. Pero con Winter voy a intentar explicar lo que me hizo reflexionar, que no sé si necesariamente es el tema del libro, ya que hay mucho en él sobre los temas genéricos. Pero yo terminé este libro y me quedé pensando en lo distintas que eran sus protagonistas, en lo reales que me parecían. En que cada una tenía fortalezas y debilidades diferentes. Y en que, así y todo, se habían hecho amigas en poco tiempo, se apoyaban y se protegían entre ellas a toda costa, cada una intentando garantizar la felicidad de la otra de una manera u otra. Entonces pensé que quizás lo que me transmitió este libro fue sororidad.

Un concepto extraño, sororidad: tiene que ver con el compañerismo femenino, con protegerse unas a otras a pesar de las diferencias. No es que Scarlet adorara a Winter, pero vio que la necesitaba y estuvo con ella hasta en las situaciones más terribles. No es que Cress conociera demasiado a Cinder, pero se había comprometido a ayudarla y llevaría su promesa hasta las últimas consecuencias. Así va sucediendo con todas ellas: se protegen, se acompañan, se comprenden. Me gustó mucho cómo Meyer fue tejiendo las relaciones entre ellas (teniendo en cuenta que las cinco pasaron muy poco tiempo juntas), lo sentí reconfortante.

Y por eso me gustó tanto este libro, esta saga. Y la recomiendo para todo aquel que tenga ganas de divertirse y vivir una aventura épica junto a cinco de los mejores personajes femeninos de la literatura juvenil ligera actual.



¿Qué opinan mis comentaristas? ¿Han leído la saga? ¿Planean hacerlo? ¿Están dispuestos a dejarse manipular por mi don lunar para obligarlos a ello?

Share:

9 comentarios

  1. Crónicas lunares es una de mis sagas favoritas y solo me queda este por leer, espero que lo saquen pronto en España :D
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar! Acá en Argentina está por salir Stars Above, no puedo esperar para leerlo! Me encanta Marissa Meyer <3

      Eliminar
  2. ¡Buenas! nueva en el blog :D

    Todavía no me animo a leer juveniles pero creo que si decido caer en ellos ésta sería la saga que elegiría porque todo el mundo esta completamente hype con ella jajaja

    ¡La reseña super completa!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abril :) Yo la verdad leo juveniles como salida ligera después de tanto estudio, jajaj es la mejor forma que tengo de despejar la cabeza además de las series y películas. Si bien son lecturas más simples, las que he podido leer son absolutamente maravillosas <3
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. ¡Hola Sofi! Tengo Cinder y Scarlet en mi biblioteca hace como un año y aún no los leo... shame on me, jajaja.
    No hay reseña que lea que no encuentre la - indirecta no tan directa - orden de leerlo jajaja, tenés razón en que es una de LAS sagas juveniles del 2016 y espero muy pronto leerla y que me guste tanto como a vos <3
    Me gusta mucho el concepto de compañerismo femenino, ¡me encanta!
    Espero con ansias tu opinión de Seis de cuervos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ordeno que leas esta saga! Te va a encantar porque es hermosa ❤️ Creo que todo gira alrededor del empoderamiento y la amistad entre mujeres, aunque en general sea una historia simple.
      Te mando un saludo!

      Eliminar
  4. ¡Hola! Hace bastante que estoy atrás de esta saga pero nunca me decido por comprarla y empezarla, lo que si es que las portadas son unas cosas preciosas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Primero: Amo la portada <3

    Segundo: he visto muchas reseñas que lo califican como muy buena saga así que planearé leerla. Muy buena reseña Sofi =)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Sofi! Pensé que me había equivocado de blog, creo que hace mucho que no nado por acá, jaja- Primero, me encanta el nuevo diseño. Es... diferente.
    Con respecto a esta reseña y/o obligación a leer el libro, quiero decir que muero por esta saga. Es uno de mis enormes pendientes, pero estoy con la cituación economica pasando de rojo a violeta, así que con todo el dolor de mi corazón, tengo que dejar esto para el futuro. Sin dudas voy a leerlo en algún momento.
    Me alegro mucho de que te haya gustado tanto, pero ¡por Dios! A todo el mundo le gusta un montón <3
    Gracias por la reseña :)
    Saludos!

    ResponderEliminar

Este blog está asociado con Tinker&Co., por lo que con cada comentario que me dejes, nacerá un hada en el País de Nunca Jamás.

¡Ayudanos a luchar contra la extinción de las hadas! ¡Dejá un comentario!